Jugar a la Ruleta



Jugar a la Ruleta


jugar a la ruleta

Si usted se sienta a la mesa para jugar a la ruleta no puede estar desprevenido y debe considerar un factor matemático establecido: la banca siempre puede ganarle, al menos, 1 en 37 veces.

Pero las abultadas ganancias que recaudan las salas de apuestas tanto virtuales como tradicionales son provistas nada más y nada menos por los apostadores que se dejan librados a su suerte y a la posibilidad de que eventualmente los acompañe la buena fortuna.

Si bien la buena suerte es una compañía siempre necesaria, existen estrategias y métodos matemáticos también comprobados, que pueden ayudar a la hora de jugar a la ruleta, o al menos no hacerle tan fácil las cosas al casino. Uno de los más conocidos y seguros, es el sistema de doblaje de apuestas.

Pongamos por caso que realiza una apuesta de una ficha al color negro, y sale el color rojo. Apuesta nuevamente al color negro, pero esta vez con 2 fichas. Si nuevamente sale rojo, esta vez apostará 4 fichas nuevamente al color negro, y así hasta ganar. Una vez que logre recuperar todo, y ha ganado el valor de la última postura, deberá volver a comenzar con el color contrario.

Como su nombre lo indica, este sistema básicamente consiste en apostar duplicando la suma cada vez que perdamos. Esta forma de jugar a la ruleta es muy conocida por los usuarios y se denomina Martingala.

Los resultados de este método no son rápidos, pero sí finalmente efectivos. Sólo hay que tener paciencia. En números, las probabilidades que tiene de hacernos perder es nada más que 0,01. Basta simplemente con hacer la prueba.

La recomendación que siempre deberá tener en cuenta, es que para jugar a la ruleta el secreto está en apostar pequeñas cantidades. Las probabilidades indican que un mismo color puede salir hasta un promedio de 7 veces seguidas, aunque nunca tendrá la certeza y éstas pueden ser más; con lo cual, siempre deberá contar con las fichas o el dinero necesarios para doblar todas las veces que la situación lo requiera.

Imagine que si comienza apostando una gran cantidad, luego puede resultar muy pesado respaldar los doblajes. Y si no mantiene la continuidad, y el hilo de la estrategia se corta, perderá todo sin posibilidad alguna de volver a recuperarlo, a no ser que vuelva a empezar otra vez, pero en esta oportunidad en negativo. También hay que considerar cual es la apuesta máxima que permite la mesa y/o la sala de casino ya que si usted termina apostando el máximo impuesto por la mesa, ya no podrá recuperar sus pérdidas. Por eso, siempre es mejor jugar a la ruleta de forma perseverante.

Con equilibrio y disciplina obtendrá mejores logros. Y si no, pruebe jugando en esta sala y verá los resultados.

Jugar a la Ruleta 1 | Jugar a la Ruleta 2

 


Website Statistics